Skip to content

6 Claves para mejorar la gestión de los recursos humanos

El departamento de recursos humanos es fundamental en la gestión de cualquier empresa, ya que a través de este se elegirá a las personas que formarán parte de la compañía en un futuro. Por eso, un correcto funcionamiento y una eficiente gestión del mismo será determinante para alcanzar los objetivos y metas deseadas.  

Existen tantas maneras de manejar un departamento de recursos humanos como empresas. No obstante, hay 5 técnicas infalibles que, si tu equipo de recursos humanos implementa, garantizará el éxito de la compañía.  

A su vez, no se debe olvidar que el departamento de recursos humanos se creó para cumplir dos objetivos:  

  • Reclutar a los candidatos más talentosos para cada departamento de la empresa.  
  • Mantener un excelente clima laboral y facilitar una estabilidad de nuevos y antiguos trabajadores, a fin de que se aumentar la productividad y el rendimiento. 

Si tanto los objetivos del departamento como las claves están claras, la gestión de recursos humanos podrá incidir positivamente en el resto de las áreas, instalar un buen clima laboral, convertir las jornadas en un momento agradable para todos los empleados y hacer crecer la empresa en la dirección correcta.  

Un buen departamento de recursos siempre debe estar en sintonía con los objetivos empresariales y el resto de las aéreas, y para ello debe:  

Integrar la estrategia de la empresa

Para empezar a andar tienes que saber a dónde vas, o dicho de otra forma para corroborar si el trabajo lo estás ejecutando correctamente debes conocer los objetivos. En el caso del departamento de recursos humanos, se refiere a los objetivos de la empresa.  

Más aún, esas metas han de comprenderse por completo para transmitirlas al resto de los departamentos, y si alguno presenta una complicación, activar las políticas necesarias para solucionarlo y enrumbarlo en la dirección correcta. 

Conocer a los trabajadores

Para alcanzar un objetivo debes contar con herramientas. Una empresa siempre tiene muchas, pero serán diferentes en función de los empleados que tenga. Por esa razón, parte de la gestión de los recursos humanos debe enfocarse en conocer las fortalezas y debilidades de cada trabajador y planificar una estratega para que todos trabajen juntos en pos de un fin. 

Si se realiza de esta manera se conseguirá un equilibrio entre los miembros de un grupo, así como entre los distintos grupos que conforman cada departamento. Además, al sentirse integrados, participes, y valorados en la consecución de la estrategia, aumentará el rendimiento y la productividad a largo plazo. 

Escuchar las opiniones

La comunicación interna es la clave para un buen flujo de ideas, para prevenir problemas futuros y para que los trabajadores se sientan integrados y valorados. Esto solo se conseguirá si el departamento de recursos humanos es abierto, tolerante y capaz de escuchar otras opiniones.  

De hecho, si pueden atender cualquier opinión o queja fundamentada pueden mejorar su productividad y atajar problemas que no habían visto y que en un futuro costaran tiempo y recursos. 

Vehículo de los valores

Muchas veces se espera que los recursos humanos de una empresa sean la manifestación de los valores de la empresa, por ese mismo motivo también deben convertirse en el vehículo transmita los activos intangibles al resto de áreas de la empresa. 

De la misma forma, deben obrar con coherencia, es decir, si piden cierto código de conducta, ellos han de ser los primeros que lo cumplan, sino la imagen y la credibilidad de la compañía quedará en entredicho. 

Orientación a resultados

Como cualquier área de la empresa, el departamento de recursos humanos también está sujeto a responder a unos resultados positivos, adaptados siempre al entorno en el que se mueve 

Capacidad conciliadora

Una de las funciones más fundamentales y olvidadas de los recursos humanos.  

Las empresas están hechas de personas, sin ellas la compañía como tal no existiría. Debido esto es normal que de vez en cuando surjan roces entre distintos empleados de la empresa. Si estas desavenencias crecen, dificultaran la productividad de toda la organización. 

Esto significa que el equipo de recursos humanos debe actuar como un mediador imparcial entre las partes enfrentadas, sin tener en cuenta el cargo de ambas en la organización, y buscar una solución que se ajuste a todos.  

El departamento de recursos humanos es imprescindible para la existencia de una empresa, pero un buen desempeño de este será el que garantice el éxito y la estabilidad empresarial a largo plazo. Convierte a tu departamento de RR.HH. en el motor que necesita tu compañía, siguiendo estos consejos.